Alcalde de Calima que protagonizó video desnudo en discoteca al parecer, recibió escopolamina y licor adulterado
Martín Alfonso Mejía fue ingresado a una clínica en Cali luego de hacer una baile semidesnudo, al parecer en estado de embriaguez.
Como una telenovela de no acabar se ha convertido el bochornoso acto protagonizado por el alcalde de Calima El Darién (Valle del Cauca), Martín Mejía Londoño, pues en un video se ve al mandatario en un establecimiento nocturno haciendo una especie de baile sin camiseta y con el pantalón abajo, mientras personas a su alrededor le celebran.
Posteriormente, se le acercan tres hombres, supuestamente para hacerle caer en cuenta de lo que estaba haciendo; sin embargo, el alcalde parecía estar en estado de embriaguez, por lo que los ignora. “Alcalde cochino”, le gritaban.
Luego, en la grabación se ve que se ajusta el pantalón, mientras otro sujeto lo abraza.
El video ha suscitado cientos de críticas, no solo de la comunidad de Calima, sino de diferentes sectores, ya que no sería la primera vez que Mejía Londoño realiza actos de esta índole.
Entretanto, se conoció este martes 11 de abril que el alcalde fue trasladado hasta la Clínica Imbanaco de Cali para ser atendido. Supuestamente, habría recibido escopolamina y licor adulterado. No obstante, se estaría confirmando en las próximas horas cuando salgan los resultados de exámenes de toxicología que al parecer le practicaron al ingresar al centro asistencial.
Por estas afirmaciones se pronunció Juan Benítez, propietario de la Discoteca el Bohio, ubicada en inmediaciones al Lago Calima, donde se presentó el hecho.
“Para nadie es un secreto que he sido amigo de Martín, lo acompañé políticamente en su campaña. Pero vemos que este tema se ha convertido en algo grave para nosotros, han salido a decir que fue un tema de burundanga y licor adulterado, pero gracias a Dios cuento con todas las facturas de los licores que distribuimos en el local, le compramos a una empresa de Buga, donde casi todos los comerciantes de Calima El Darién compran”, dijo inicialmente.
El empresario continuó: “Gracias a Dios mi negocio tiene cámaras de seguridad y ahí quedó registrado todo el tiempo que Martín estuvo en la discoteca, desde que llamé que vi el acto bochornoso llamé a la Policía, pero él no se quiso ir con los uniformados, hasta que fue otra persona allegada a Martín y lo recogió”.
Benítez manifestó que le da tristeza salir a dar este tipo de declaraciones, pero dijo contundentemente que no puede permitir que dañen la imagen de su patrimonio.