Festival “Montería Me Sabe A Tradición”, ¡espléndido y exitoso!

Por Carlos Ordosgoitia Sanin

Alcalde de Montería

“Montería Me Sabe A Tradición” es un homenaje a la cultura local y una muestra de orgullo por nuestras raíces. Es un clarísimo ejemplo de la visión de ciudad del Gobierno de la Gente y ha sido una fuerza motivadora para impulsar el turismo y la economía local.

En los últimos 20 años, el Festival del Dulce promediaba ventas cercanas a los $50 millones, cifra considerable. Sin embargo, nuestro gobierno entendió que podíamos multiplicarlas; más aún cuando en 2020 no pudimos realizar esta actividad por la pandemia, razón por la que tomamos la decisión de reinventar el evento para darle el realce y la importancia que se merecía.

Es así como surgió “Montería Me Sabe A Tradición”, estrategia que diseñamos para enaltecer y brindarle toda la confianza a nuestras matronas de la gastronomía y para integrar la cultura a esta actividad, dándole un giro de 180 grados y poniéndola a niveles de eventos internacionales para posicionar a Montería como destino turístico.

Los resultados son espléndidos y están a la vista de todos. Consolidamos un festival que no se encuentra en ningún otro lugar y en tres años logramos la meta que nos trazamos, alcanzando ventas superiores a los $1.200 millones, cifra nunca antes vista.

Convertimos el festival en una marca de ciudad, reconocida a nivel nacional e internacional, gracias a la exquisita oferta gastronómica tradicional, en la que se destacan las recetas ancestrales que maravillan y deleitan el paladar de miles de personas, que pasaron por los estand degustando bolitas de leche, enyucados, tortas de ñame, cocadas y, por supuesto, los dulces de papaya, mongo mongo, mango, piña, ñame, leche y muchos más.

Estamos orgullosos de los logros obtenidos este año, destacándose la cifra récord de $633 millones en ventas, que lograron nuestras dulceras y dulceros, emprendedores gastronómicos, artesanos y comunidades étnicas; estas últimas, vinculadas por primera vez al Festival en el espacio que denominamos Territorio Zenú.

 

Nuestros dulceros lograron vender $500 millones; los artesanos, $42 millones; los emprendedores gastronómicos, $80 millones, y las comunidades étnicas, $11 millones. A lo que sumamos que vivimos una Semana Santa en paz, en la que llegaron a la ciudad más de 56.000 pasajeros, 22.000 de ellos a la Terminal de Transporte y 34.000 al Aeropuerto Los Garzones.

Una vez más, impactamos positivamente la escena de la Semana Santa en Montería. Propios y visitantes disfrutaron de una semana en familia y con amigos. Una semana maravillosa, única e inolvidable.

Es satisfactorio y muy gratificante dejarle a la ciudad un festival consolidado, robusto y fortalecido, que perdurará durante décadas. Razón por la que invitamos a todos a seguir trabajando juntos por la cultura y los platos típicos que caracterizan el sabor y la gran riqueza gastronómica del municipio. Es de suma importancia no perder de vista nuestra herencia.

Estamos empeñados en devolverle a la comunidad lo que se merece, en cerrar brechas sociales y abrir espacios para todos. Por eso, le pusimos alma, vida y corazón a “Montería Me Sabe A Tradición”, festival que consolidamos gracias al increíble, decidido y dedicado trabajo de los equipos del Gobierno de la Gente, en especial el de la gestora Social, Antonella Vega, y el de cultura; y la pasión que le imprimió cada dulcera y dulcero, emprendedor gastronómico, artista y artesano.

“Montería Me Sabe A Tradición” es una confirmación de que los monterianos estamos viviendo momentos maravillosos.