Grupos armados ilegales habrían realizado 21 acciones violentas durante último mes del cese al fuego

La Defensoría del Pueblo entregó el boletín número cuatro sobre la situación de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario con la que se monitorea el cese al fuego entre el Gobierno y tres grupos armados.

Entre el 18 de marzo y el 17 de abril de 2023 fueron asesinados cinco líderes y lideresas sociales en zonas de influencia de estos grupos armados ilegales. Además se presentaron ataques contra la fuerza pública.

La Defensoría del Pueblo dio a conocer los resultados del boletín número 4 en el que la entidad monitoreó las acciones de tres grupos armados ilegales con las que el Gobierno adelanta un cese al fuego bilateral. Entre el 18 de marzo y el 17 de abril de 2023 se presentaron 21 acciones, de las cuales 16 son en contra de la población civil y cinco más fueron dirigidas hacia la Fuerza Pública.

El monitoreo recoge las acciones presuntamente atribuibles a las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada (ACSN), disidencias de las antiguas FARC (Segunda Marquetalia) y las disidencias autodenominadas Estado Mayor Central.

Los eventos que impactaron la situación humanitaria de la población civil se presentaron en los departamentos de Nariño (4 ), Cauca (4), Antioquia (2), Valle del Cauca (1), Casanare (1), Arauca (1), Putumayo (1), Amazonas (1), y la localidad de Sumapaz en Bogotá (1).

“Para la Defensoría del Pueblo es preocupante que a pesar del cese al fuego decretado ocurrieron cinco homicidios contra líderes o lideresas sociales en territorios donde tienen injerencia estos grupos”, dijo el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

“Desde la Defensoría del Pueblo hacemos un llamado a los grupos armados ilegales para que respeten el cese al fuego y frenen todas sus acciones para garantizar los derechos fundamentales de las comunidades. Estos grupos deben garantizar el compromiso con el proceso de paz que adelanta el Gobierno”, destacó Carlos Camargo Assis.

El monitoreo también revela que en ese periodo se presentaron cinco acciones violentas que involucraron directamente a la Fuerza Pública con alguno de los tres grupos armados mencionados. Tres de los eventos ocurrieron en el departamento del Cauca, una en Guainía y otra en Guaviare; en cuatro de estos casos las disidencias de las FARC del Estado Mayor Central estuvieron involucradas.

Entre las acciones están: el asesinato de un soldado indígena, el cual fue torturado en el municipio de Miraflores, Guaviare. También se presentó un hostigamiento en Suárez y disparos de fusil contra miembros del Ejército en Corinto, Cauca.

“Es importante destacar que nuestra Entidad, a través de su Sistema de Alertas Tempranas, había advertido la posible ocurrencia de hechos que vulneran los derechos de las comunidades en tres municipios: Suárez, Corinto y Caloto en Cauca y Miraflores en Guaviare”, explicó el Defensor.

La Defensoría del Pueblo mantendrá el monitoreo de la situación de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario; lo anterior, después de que se implementaran los decretos del Gobierno Nacional y en los que se estableció un cese al fuego bilateral y temporal con estos tres grupos armados ilegales.